.

Medir la influencia de un blog en Internet es complicado. ¿Con qué criterios deberíamos hacerlo? ¿Con el Page Rank? ¿Con la autoridad de dominio? ¿Con el número de comentarios que hemos recibido? ¿Con las veces que se comparten nuestros contenidos en redes sociales? ¿Con el Klout? En este post vamos a tratar de aclarar este punto para los bloggers que deseen ser influyentes en su sector.

¿Qué significa ser un blogger influyente?

Antes de lanzarnos a decir si un blog es o no influyente, es importante que entendamos qué significa ser influyente en Internet. Tener un alto tráfico web no significa que un blog sea influyente, aunque hay muchas más probabilidades. ¿Por qué no? Porque las visitas, en sí mismas, no nos indican nada. Sólo que tu blog lo ve mucha gente. Pero no sabemos si todas esas personas toman decisiones y actúan influidas por lo que has dicho, o sólo entran en tu blog para reírse de las cosas que cuentas.

Teniendo esto claro, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a pasar de ser un blogger corriente a ser un blogger más influyente.

blog influente

10 trucos para tener un blog más influyente

Hay muchos elementos que debes tener en cuenta; sobre todo, piensa que no va a ser cosa de 1 día, ni de 1 mes, y puede que ni siquiera de 1 año. Necesitas tiempo, trabajo continuo, esfuerzo, dedicación y mucho método de ensayo-error. Sigue los siguientes puntos:

1. Di siempre quién eres. Si quieres ser influyente, debes empezar por diferenciarte. Y eso significa que no se trata de hacer lo que hace todo el mundo, sino dar la cara y que los demás sepan quién hay detrás. Pon tu foto de autor con gravatar.com al final de los artículos que escribas, con una pequeña biografía. También puedes hacer que tu foto salga al lado de tus artículos en los resultados de búsqueda de Google.

2. Dialoga con tu público. Puede que tengas mucho tráfico web, pero nunca respondes a los correos electrónicos que te mandan tus lectores, ni a los comentarios. Eso te hace ser menos influyente, porque tu contacto con el lector se limita a lo que has puesto en tu artículo: utiliza el correo electrónico y responde a las interacciones de los lectores.

3. Haz contenidos de alto valor. Y propios. Hay mucha gente que se dedica a enlazar a los demás, pero no producen nada por sí mismos. No es que enlazar a esté mal; está muy bien y en Internet es necesario. Pero si quieres sobresalir, tienes que ser tú el que crea contenidos propios y altamente originales en lugar de depender de los contenidos de otros blogs. Cuanto más hagas, más extiendes tus tentáculos. Por ejemplo: vídeos explicativos en Youtube, un webinar con tus lectores, un curso gratuito…

4. Publica fuera de tu blog. ¿Por qué solo publicas en tu propio blog? ¿No crees que te daría un gran “caché” publicar en otras páginas o blogs de tu sector que acepten artículos invitados? Si quieres extender tu influencia, sal de tu casa y prepara contenidos de alta calidad para publicar en blogs de tu sector.

5. Sé muy transparente. Para ganar confianza y credibilidad, tu manera de expresarte cuando hables de un producto que has probado debe ser absolutamente clara y sincera. Da todos los detalles que puedas y demuestra que sabes de lo que hablas. Si no eres transparente, muchos usuarios no confiarán en ti, y si no confían, no tienes influencia.

6. Interactúa en las redes sociales. Los más influyentes en las redes sociales no son los que más contenidos que publican. No. Incluso eso te puede resultar perjudicial, ya que alguno lo puede percibir como spam. Los más influyentes son los que más relaciones establecen; los que más interactúan con otros. Son abiertos a los nuevos seguidores en Twitter, comparten contenidos de otros en Facebook, citan lo que les gusta. Ese tipo de usuarios acaban ganando amigos sin hacer nada; están en todas partes y le caen bien a casi todo el mundo.

7. Crea vídeos en los que salgas tú. Si además de poner tu foto en tu blog, resulta que tienes el valor de crear vídeos en los que sales tú, tu relevancia se incrementa de cara a los demás. Alguien que sale por un vídeo y habla sobre un tema no puede ser un indocumentado que no tiene ni idea de lo que dice, sino alguien con conocimiento de causa y que tiene influencia.

8. Mejora tu currículo. ¿Por qué no? No se trata sólo de tener un gran blog, sino también demostrar que tienes una profesión al margen de éste, si es el caso, o experiencia anterior. Añade nuevos conocimientos a tu currículo, intenta dar clases en alguna institución con renombre. Te sorprenderá ver lo que pasa cuando pones en tu perfil de Twitter: “Soy licenciado en… por la Universidad de….”, “Trabajo en…” o “Colaboro con…” seguido de algún sitio importante.

9. Crea un servicio de consultoría. Muchos se limitan a transmitir formación a través de cursos, o hacen un ebook sobre un tema. Esto está muy bien y no todo el mundo lo hace, pero… ¿por qué no dar un paso más allá? Crear un servicio de consultoría, poniéndole un precio a tu trabajo, te dará más importancia. No todo tiene que ser gratis. Cuando algo vale dinero, muchas veces es porque tiene valor.

10. Destaca tus méritos. ¿Llevas muchos años haciendo un blog? ¿Has hecho algo durante mucho tiempo que te distingue de otros? Aunque no tengas un título académico, no importa. Habla de tus resultados: “Tengo un blog con 3000 visitas diarias”. Eso vende y da confianza, en el caso de que sea cierto, claro, y lo puedas demostrar. Algunos bloggers, por ejemplo, han tomado la costumbre de dar un informe mensual o anual de cuánto dinero han ganado con su blog durante ese tiempo.

Haciendo estas cosas, que no pueden hacerse todas a la vez, pero sí poco a poco, conseguirás mejorar tu influencia y que los demás te perciban de otra manera. Si quieres ser un blogger influyente y con autoridad en la materia, no necesitarás que yo te avise cuando lo hayas conseguido. Lo descubrirás tú mismo cuando empiecen a pasarte cosas increíbles que antes no te pasaban.

¿Te consideras un blogger influyente? ¿Qué pasos estás dando para llegar a serlo? Me gustaría escuchar tu opinión al respecto.

¡No Te lo Pierdas!