.

Muchas personas se preguntan cómo iniciar un negocio por Internet. Pero desconocen todo el trabajo que hay detrás. Quieren conseguir grandes fortunas, pero con esfuerzo mínimo. Espero que tú no seas de esos, y si estás leyendo este artículo, es porque de verdad te planteas crear un negocio online que te resulte rentable, te haga sentirte satisfecho con tu trabajo y puedas todavía tener tiempo libre para ti y tu familia.

Hay una serie de errores que se cometen cuando alguien va a empezar un negocio en la red. Los principios son básicos si queremos crear una estructura sólida que nos permita ganar dinero en el futuro. Si eres de los que se plantea este objetivo, te interesará tener en cuenta los siguientes consejos.

como empezar un negocio

1. Pregúntate frente al espejo: “¿Qué se me da bien hacer?”

Esto es lo primero que tienes que pensar, ya que no tiene sentido ponerse hacer negocios online de un tema que desconoces completamente. Puedes documentarte y aprender, claro está, pero lo mejor es centrarse en un tema que te guste para mantener la motivación alta y sentir que estás haciendo lo que realmente te gusta.

¿Te apasionan los deportes? Puede ser interesante montar una tienda online de algún deporte específico para el que no haya nada en concreto, basado en un blog. ¿Te gusta hacer turismo? Haz un blog del sitio en el que vives, o de una ciudad extranjera que conozcas bien y que hayas visitado. Haciendo lo que se te da bien hacer, los demás lo notarán.

2. Enfócate en tu público objetivo, ¿dónde está el negocio?

Hay quien piensa que lo más importante de un negocio es dónde se va a ubicar la sede, con cuánto personal cuento y cuál va a ser el nombre de la marca. Aunque todo eso tiene su importancia, no es en absoluto lo más importante, ni lo primero que tienes que pensar.

Para que haya un negocio, lo primero que tiene que haber son clientes. Puede que te cueste un poco al principio conseguirlos, pero sin clientes es imposible que hablemos de un negocio online. Puede que empieces con un blog o una tienda online y tardes algún tiempo en conseguir tus primeros clientes (esto es lo normal, ya que estarás haciendo una inversión), pero estarás enfocado en un público objetivo concreto. Para que haya un negocio, lo más importante son los que van a pagarte el sueldo todos los meses.

A partir de ahí, hablamos de lo demás.

3. El negocio que voy a montar, ¿qué competencia tiene?

En Internet hay muy pocas que no estén ya inventadas. Dar con una de ellas es misión casi imposible. Ahora bien, lo que se puede hacer es detectar las deficiencias de los negocios online que ya se han inventado. Y tratar de crear un proyecto propio en el que ofrezcamos a los futuros clientes aquello que los demás no están ofreciendo.

Investiga a través de Google cuáles son las páginas web, tiendas online o blogs que están tratando del tema que tú quieres tratar. Apunta todos los datos que tengas sobre ellos: si son una marca comercial o no, si están bien posicionados en Google, qué productos o servicios venden, a qué precios, etc.

4. Elige un tema muy específico: un micronicho

Haciendo la parte anterior, te vas a dar cuenta de una cosa: cuanto más específico seas, menos negocios hay. Si tú buscas en Internet “tiendas de ropa”, te van a salir 76 millones de resultados. Si buscas “tienda online de calcetines”, ya salen 1.730.000. Este dato te da una idea general de cómo proyectar tu negocio y qué es lo que hay en el mercado (no significa que haya esa cifra de negocios online en absoluto).

Puedes montar un negocio por Internet en un sector en el que no haya casi competencia. Pero ahí corres el peligro de que, si no hay competencia, realmente es porque no hay negocio y nadie se mete ahí. Lo que yo te recomiendo es que busques un nicho de mercado que funcione, enfocándote en un área más específica.

Por ejemplo, si vas a crear una tienda online de ropa, es mejor que sea especializada de un tipo de prenda específico, ya que para posicionarte en las palabras clave “tienda de ropa” puedes tardar millones de años peleándote con Zara, Zalando, H&M y demás, con un presupuesto inmensamente más alto que la mayoría de nosotros.

5. Invierte de forma inteligente; delega tareas en otras personas

Es verdad que en Internet se pueden iniciar negocios sin apenas dinero. Sólo basta comprar un dominio y alquilar un espacio en un hosting. Ahora bien, lo que no invertimos en dinero, hay que compensarlo con trabajo y esfuerzo. Puede ser el trabajo de una sola persona, o el trabajo de varios.

La experiencia me dice que varias personas trabajando en un negocio online producen mejores resultados. Piénsalo: un redactor web para tu blog, un diseñador que te haga la portada, dinero en publicidad de Adwords para aumentar las visitas, un community manager profesional… Si te lo puedes permitir, puedes contratar freelance para que te ayuden a iniciar el negocio. Si no puedes ahora, empieza haciendo todo esto tú solo, pero recuerda que delegar tareas en personas competentes, a la larga hará que el proyecto funcione mejor.

Espero que con estos consejos tengas un poco más claro algunas cosas básicas que debes saber antes de iniciar un negocio por Internet. ¿Estás tratando de crear un proyecto por Internet? ¿Qué tipo de negocios te gustaría montar? ¿Cuál es tu modelo de negocio y de dónde quieres obtener financiación? Si tienes dudas acerca de esto, deja aquí un comentario y trataré de ayudar.

¡No Te lo Pierdas!