.

Amigo, si estás leyendo este artículo, intuyo que eres un blogger en un grave aprieto. Tienes un blog, pero te faltan visitas y lectores. Vives en el bloguismo underground y has oído hablar de las técnicas de SEO para salir de las profundidades. Quieres mejorar tu posicionamiento en Google y convertir tu blog en un sitio web con éxito. Has decidido dar un puñetazo sobre la mesa y lograr que la curva de visitas se suba de una vez a la estratosfera. ¿Es ese tu caso?

No tengo pociones mágicas para ti. Pero hay una serie de razones lógicas por las que tu bitácora se halla mal posicionada. En este artículo voy a darte una receta de 10 razones para que recuperes fuerzas y puedas subir posiciones en los buscadores. ¡Empieza la aventura!

Por cierto, la imagen no tiene nada que ver con el tema del artículo pero me pareció graciosa :)))

mejorar posicionamiento

10 posibles razones por las que ocupas posiciones bajas en Google

Antes de darte una receta para mejorar tu posicionamiento, es necesario diagnosticar el problema. Hay varias razones por las que tu blog no consigue posicionarse bien en Google.

Los síntomas para averiguarlo son claros: si no superas las 20-30 visitas diarias en Google Analytics, tienes una alta tasa de rebote y no apareces en la primera página de resultados, es lógico que te preocupes. Vamos a utilizar un método antiguo: pregunta y respuesta, diagnóstico y solución. Responde al cuestionario

1. ¿Tienes un blog joven?

Siento decepcionarte, pero si es este tu caso, hace falta seguir trabajando y tener paciencia. La misma antigüedad del dominio influye en el posicionamiento SEO; la indexación en buscadores también lleva su tiempo. Espera por lo menos tres meses antes de desesperarte y dar tu trabajo por perdido. Hace falta que sigas creando contenido.

2. ¿Has escogido un buen nombre de dominio?

El nombre de dominio es uno de los aspectos que más influyen en el SEO. Hay que intentar que incluya al menos 2 palabras clave para las que queramos posicionar el blog.

Por supuesto, si tienes un .blogspot o un .wordpress te va a resultar más difícil posicionarte. Compra un nombre de dominio, y si es posible, usa también un hosting o servidor propio o ajeno para alojar tu bitácora.

3. ¿Has elegido un tema popular para tu blog?

Si tu blog trata de un tema poco definido (cultura, deportes, noticias en general), te va a resultar posicionarte aunque escribas miles de entradas. Lo más sabio es buscar palabras clave para un nicho de mercado que no esté demasiado explotado, o que si lo está, al menos puedas darle algún enfoque más original.

Ten esto claro: escribe siempre sobre el mismo tema. A Google no le gusta el contenido disperso. Si tu blog es de viajes, no escribas de cine, ni de literatura en general, a menos que puedas integrar las palabras clave con la temática del blog (10 libros sobre viajes por África, 3 películas de viajes por Egipto, etc.).

4. ¿Cuántos enlaces recibes?

Los enlaces ayudan a los robots de Google a conocer la relevancia de un sitio e indexar nuestra página más rápidamente para determinadas palabras clave. Debes buscar enlaces relevantes hacia tu página y aumentar poco a poco tu Page Rank. Empieza por darte de alta en directorios y hacer comentarios de calidad en otros blogs de tu temática.

5. ¿Optimizas los textos de tu página?

Si no estás preocupándote por escribir textos con SEO, es muy probable que recibas pocas visitas y no logres posicionarte. Debes pensar cuáles son al menos las 10 palabras clave de tu blog (por ejemplo las diez categorías) y tratar de conocer cuál es la demanda de los usuarios sobre esos temas.

Luego escribe artículos incluyendo palabras clave en el título, subtítulos y descripción; utiliza también sinónimos y términos relacionados e intégralos en el texto. Puedes usar la herramienta Google Keyword Tool para la búsqueda de keywords. Por ejemplo: “Mejorar posicionamiento Google”. Son 3 términos muy buscados y tratan de un tema con muchas búsquedas, aunque con bastante competencia.

6. ¿Creas contenido original, o copias?

Si has copiado contenido en alguna ocasión, te recomiendo que lo borres. Además de que violas los derechos de autor y éste te podría reclamar, Google penaliza los sitios web con contenido duplicado o plagiado, ya que puede saber perfectamente cuál se publicó primero.

Usa imágenes libres de derechos o haz fotos tú mismo. Puedes documentarte en otros blogs y páginas para hacer tus artículos. Incluso es una buena técnica decir con otras palabras lo que has leído en otro sitio y poner un enlace de vez en cuando, ya que si hablas de otros, es probable que otros te correspondan, te lean y hablen también de ti.

7. ¿Publicas de forma irregular?

Si publicas menos de 3-4 artículos a la semana, mal asunto. Los robots se cansan de venir a los sitios que no publican muy a menudo. Lo ideal es publicar todos los días, pero a veces no es posible.

Una alternativa es que publiques contenidos más largos (800-1000 palabras) durante 3 o 4 días a la semana. Cuanto más contenido relevante, más visitas.

8. ¿Hay doble indexación de páginas?

Pasa en muchos blogs, como por ejemplo en el CMS de Blogger. Las páginas de archivos y etiquetas acaban indexándose en Google, de forma que hay entradas tuyas repetidas en varias páginas.

Utiliza el archivo robots.txt para indicar los enlaces “no follow” para que Google no los indexe y no tengas contenido repetido.

9. ¿Da errores tu hosting?

Si tu hosting da problemas y errores frecuentes, deberías pensar en la posibilidad de cambiar de hosting. Una página que está rota a menudo pierde visitas, y lo que es peor, las pocas que llegan ya no vuelven porque han visto lo que hay.

También debes evitar que se te cuelen virus en el servidor, ya que algunos navegadores y el propio Google podrán advertir al usuario de “página peligrosa” para que no entren.

10. ¿Hay sobreoptimización?

Si sobreoptimizas demasiado tus entradas para las palabras clave, porque no estás al tanto de los últimos cambios de Google, debes preocuparte por revisar tus textos. Todos los que hayas escrito anteriormente a 2012 con las reglas antiguas tendrás que rehacerlos para un mejor posicionamiento en Google y evitar penalizaciones.

Fíjate que ninguna palabra clave supere el 4% de densidad (puedes averiguarlo con Keyword Density). Usa sinónimos y términos relacionados (plurales, singulares, etc.) para lograr adaptarte a la web semántica.

Recuerda: aplicando técnicas de SEO, podrás subir posiciones en Google con esfuerzo, trabajo y paciencia. Aplica estas recetas para salir de los últimos puestos de los buscadores y con el tiempo tu blog irá reflotando.

Espero que estas 10 técnicas te resulten útiles para mejorar tu posicionamiento en Internet y puedas escalar a la cima con tus palabras clave. ¿Tienes problemas para posicionar tu blog en Google? Deja tu comentario y trataré de ayudarte.

¡No Te lo Pierdas!