.

Al final del articulo vas a encontrar un video tutorial sobre cómo comprar un dominio. Pero antes te recomiendo leer el texto para evitar posibles dificultades. Más vale hacer todo bien desde el principio, a tener luego que buscar soluciones para posibles problemas en el futuro que hayan ido surgiendo.

dominios

El dominio no se compra

Entonces, ¿cómo y dónde comprar un dominio? En realidad, el nombre del dominio nunca se puede comprar.

Hablando en términos jurídicos, bajo la expresión “registro del nombre del dominio” o “delegación del dominio” se entiende la entrega temporal del DNS por parte del administrador de la zona del dominio a un miembro de la comunidad de Internet.

Esa entrega se realiza por un periodo mínimo de un año. Al vencer el periodo de la delegación, el contrato de “alquiler” se puede renovar. En caso contrario, la delegación del dominio se cancela. Por lo tanto, el nombre del dominio nunca puede ser el objeto de la propiedad.

Pero basta de términos jurídicos. Esa no es la trampa principal. Lo más importante aquí es saber dónde y a nombre de quién se registra el dominio.

¿Comprar o no un dominio junto con el hosting?

Prácticamente, cualquier proveedor de hosting más o menos serio ofrece servicios de registro. Hasta te pueden registrar un dominio gratis si contratas servicios de hosting por un periodo prolongado, un año por ejemplo. Esto se hace, sin duda, con el fin de atraer a los clientes.

La perspectiva de ahorrar $10 se ve muy tentadora, sobre todo cuando es tu primer sitio web y tu primer plan de hosting, a ese último también lo contratas el más económico. Es el 20% o incluso hasta el 30% de los gastos anuales (hosting + dominio). Para muchos, el ahorro de esos $10 es el criterio dominante a la hora de elegir un proveedor de alojamiento.

Pero, ¿realmente vale la pena acudir a los servicios del hosting a la hora de registrar un dominio?

Hay cosas que debes de tener en cuenta

En primer lugar, cuando registras un dominio a través de un proveedor del hosting, debes  preguntarle a nombre de quién va a ser registrado. Hay proveedores que registran dominios a su nombre, sin que los propietarios de los sitios web se enteren. Es decir, el propietario del dominio no vas a ser tú, sino el proveedor del alojamiento web. Esto puede ser un gran obstáculo, si deseas cambiar de hosting.

Si el dominio no está registrado a tu nombre, no podrás llevarlo al otro proveedor, o te pueden hacer pagar una fortuna. Y cambiar el nombre de dominio no va ser una solución sencilla, debido a que el nombre antiguo ya estará posicionado, los motores de búsqueda ya lo habrán indexado, los usuarios ya se lo habrán aprendido y, al cambiar el nombre, toca empezar todo de cero.

Incluso si el proveedor del hosting registra el dominio a tu nombre, sigues dependiendo de él. Es él quien se hace cargo de la administración del dominio. La renovación anual del registro y la gestión del DNS la realiza el proveedor del alojamiento por ti.

Teniendo en cuenta estos factores, es posible que tengas dificultades en caso de mudanza a otro hosting, aunque todo depende de la honestidad de la compañía de alojamiento web. Y créeme. La necesidad de cambiar de hosting es una cosa bastante frecuente hoy día.

Este artículo no te está invitando a renunciar a los servicios de los proveedores de hosting. Su objetivo es explicar todas las ventajas y desventajas de esta opción.

Al final, te voy a dar unas cuantas recomendaciones.

Cómo elegir un nombre del dominio y la zona

Al registrar un dominio, sin duda vas a encontrarte con el obstáculo de no poder siempre  registrar uno que te guste. Muchísimos nombres de dominios ya están ocupados. Por eso, debes buscar un equilibrio entre “lo que quiero” y “lo que hay”.

Encuentra algo que puedas recordar con facilidad. Cuanto más corto y preciso, mejor. Y que también sea fácil de entender, tanto para el lector como para los motores de búsqueda. No estaría mal si el nombre del dominio refleja el tema de tu futuro sitio web. Y mejor aún si incluye las palabras clave con las que vas a posicionar tu página en los buscadores. Así ganas un punto más a los ojos de los buscadores. Simplemente, es cuestión de ser un poco creativos.

A la hora de elegir la zona, hay que tener en cuenta a quién va estar dirigida tu actividad en Internet. Si es para un país en concreto, mejor elegir la zona de ese país. Por ejemplo, para España, escogeríamos “.es”; para Francia, utilizaríamos un “.fr”; para México, un “.mx”. Los buscadores dan ventaja a los dominios nacionales para las búsquedas locales. O, si es para todo el planeta, entonces deberíamos optar por una de las zonas internacionales: .com .net .org.

En cualquier caso, tu sitio web será visible y fácil de encontrar para cualquier usuario de cualquier parte del mundo.

Dónde comprar un dominio

Yo te recomiendo registrar el dominio en GoDaddy, la compañía registradora de dominios más grande del mundo. Está en EEUU. Pero puede registrar dominios de muchas zonas nacionales del mundo, de Europa y de América Latina. Por cierto, en GoDaddy hablan español.

Bien, y ahora el video.

¡No Te lo Pierdas!