.

Querido amigo:

recordarás que en la anterior ocasión te comenté ya algo sobre el conocimiento. Uno de los primeros obstáculos con los que nos podemos encontrar en el camino hacia nuestros objetivos es el desafío de aprender a hacer lo que queremos hacer.

Tomando el ejemplo de la última vez, pues has aprendido cosas sobre tu profesión y eres ya un gran experto, pero todavía no sabes mucho cómo iniciar tu propio negocio haciendo lo que te gusta.

Usando una metáfora (ya sabes que a mí me gustan las metáforas), adquirir conocimiento es como explorar una tierra desconocida. No sabes lo que vas a encontrarte (peligros, obstáculos, catástrofes, enemigos) y, por tanto, a pesar de que tienes muy claro lo que quieres hacer en la vida, te muestras escéptico y te cuesta avanzar.

He aquí entonces lo que los expertos llaman la “curva de aprendizaje“. Hoy te voy a introducir qué significa este concepto y cómo podemos hacer que sea lo más empinada posible (enseguida lo comprenderás).

curva de aprendizaje

¿Qué es la curva de aprendizaje?

La curva de aprendizaje es una forma de medir la progresión de nuestro aprendizaje en el tiempo. Todos tenemos claro que para avanzar en la vida y crecer tenemos que aprender. Eso no significa necesariamente que haya que apuntarse a cursos de pago, ni estudiar otra carrera.

Pero todo en esta vida implica aprendizaje. Desde que te levantas hasta que te acuestas, normalmente estás aprendiendo cosas nuevas, por pequeñas que parezcan. No todas son teóricas, y de hecho, las teóricas no son nunca las más importantes. Lo importante es cómo se aplica eso en la vida real para hacer realidad tus sueños.

Te voy a decir cómo representamos la curva de aprendizaje. En el eje vertical, ponemos la cantidad de conocimientos y habilidades adquiridas. En el horizontal, el tiempo que hemos tardado en adquirir esos conocimientos y habilidades.

No hay que ser un lince para entender que cuanto más empinada sea la curva, significa que hemos aprendido MÁS cantidad en MENOS tiempo. Y por contra, cuanto más horizontal sea la curva, significa que nuestra progresión es más lenta. Al final, si te fijas, la curva siempre tiende a ponerse casi horizontal, pues llega un punto en el que somos expertos en un tema y lo que aprendemos ya son más pequeños detalles.

Aquí la preocupación de todos reside en dos simples preguntas. Qué tienes que aprender y cómo puedes aprenderlo en el menor tiempo posible para conseguir los resultados que te has planteado. ¿Recuerdas que hablamos de poner una fecha límite para conseguir tus sueños?

Seguramente, nadie del mundo desea conquistar su sueño a los 90 años, porque después de una dura vida trabajando, nos quedaría muy poco tiempo para disfrutar de lo que siempre hemos deseado hacer. Hay cosas además que, si no las consigues a cierta edad, luego se vuelven mucho más difíciles (aunque no tanto como la gente cree).

Por eso el tiempo es muy importante para conseguir nuestros sueños y es importante aprovechar en nuestro favor lo que OTRAS PERSONAS han aprendido y saben hacer para conseguir nuestros sueños.

aprendizaje

¿Qué es lo que debo aprender para conseguir mis sueños?

Esta pregunta puede que tenga trampa. Porque algunas personas piensan que tienen convertirse en el SÚPER PROFESIONAL TODO TERRENO, que es capaz de hacerlo todo y puede con todo, en plan “llanero solitario”, como Lucky Luck. Eso es una imagen equivocada sobre la realidad, sin duda. Porque si bien podemos llegar a convertirnos en grandes personas y grandes profesionales, no podemos ser expertos en todo.

No, amigo. No tratamos de parecernos a los personajes de las películas, que son actores. Queremos ser personas reales, de carne y hueso, y conseguir objetivos realistas, pero conquistando nuestros sueños, al fin y al cabo. Y eso implica reconocer que hay muchas cosas en la vida que no nos va a dar tiempo a aprender.

Por tanto, tenemos que concentrarnos en aprender aquello en lo que nuestra curva de aprendizaje va a ser más empinada y seremos capaces de aprender en menos tiempo. Es decir, aquellas cosas para las que tenemos una alta motivación, buena disposición y aprovechando las enseñanzas de otros (colegas, profesores, etc.) para hacer nuestro camino más fácil hacia el éxito personal y la autenticidad.

caminos

¿Cómo puedo tratar de aprenderlo en el menor tiempo posible?

Volvemos a la curva de aprendizaje. Si en esta vida te pones a aprender algo que tiene que ver con tu talento y tu vocación en la vida y aprendiendo lo que otros han aprendido ya, tu curva de aprendizaje será más empinada.

En cambio, si te pones a aprender algo para lo que no has nacido y que ni siquiera te gusta realmente (lo haces por obligación o por presión social), intentando aprenderlo por tu cuenta mediante un método de ensayo y error, tu curva de aprendizaje será mucho más horizontal, es decir, tardarás mucho más tiempo en conseguir lo que deseas.

Si ya tienes claro lo que tienes que aprender, seguramente en esta vida te darás cuenta de que hay otras cosas que, aunque no se te dan bien, SON NECESARIAS para conseguir llegar a tu objetivo. Por ejemplo, aprender a llevar la contabilidad de tu negocio, algo que no le gusta a casi nadie, pero es imprescindible.

Bien, ahí es donde entra en juego la ayuda de los demás. Aprovecha que hay otras personas en este mundo cuyo talento y cuya pasión son los números para delegar esas tareas en ellos por un precio. De este modo, incluso las personas que no son muy inteligentes o que sólo saben de una cosa pueden llegar a alcanzar sus sueños.

En el próximo mensaje te ayudaré a poner en marcha uno de los motores que también hemos de tener en cuenta y nos ayudará a ir un poco más allá todavía de lo que otros nos enseñan: cómo la imaginación y la improvisación nos ayudarán a despejar el camino.

Hasta pronto.

¡No Te lo Pierdas!