.

Si visitamos las estadísticas de Google Analytics de una web con un considerable número de visitas, nos daremos cuenta de que una parte de las visitas nada desdeñable puede proceder de otro tipo de dispositivos diferentes al ordenador: las tablets y los smartphones. Eso quiere decir que nuestro blog o página web se va a visualizar en una pantalla distinta a la de un laptop, es decir, una pantalla de más pequeñas dimensiones y en dispositivos algo más lentos que un ordenador, lo que hace necesario tener un diseño web responsive.

Si queremos estar preparados para captar ese tipo de público que procede de las tablets, iPhones, smartphones y demás, hemos de ofrecer un diseño web inteligente que se ajuste a las dimensiones de la pantalla que nos va a visitar, así como optimizar al máximo la página principal para que la velocidad de carga sea la más rápida.

Tema-WP-Responsive

En este artículo quiero explicarte en qué consisten los diseños web responsive y por qué te conviene tener uno, así como enseñarte algunos sitios donde puedes encontrar plantillas web responsive. A la hora de preparar tu blog, es importante que tengas esto en cuenta para mejorar la experiencia del usuario y ganarte su fidelidad.

En qué consisten los diseños web responsive

Como ya hemos apuntado, los diseños web responsive consisten en páginas que se reestructuran según los distintos tipos de pantallas, según el número de pulgadas y resolución máxima que tengan. Es una forma de diseño web para que las imágenes, menús, sliders y páginas de contenido tengan el tamaño adecuado de la pantalla para hacer más fácil la lectura y que la página no esté desconfigurada según el tipo de pantalla con el que visualicemos la página.

Los ordenadores antiguos tenían una resolución de 800 x 600 máximo; los más modernos llegan a 1024 x 768 píxeles. Ahora, con las pantallas externas y los nuevos ordenadores, ya hay resoluciones de 1366 x 768, 1600 x 900 y hasta de 1920 x 1080. Los smartphones y tablets tienen otros tipos de dimensiones: 640 x 960, 320 x 480 y otras muchas.

Ejemplo práctico:

“Un menú muy largo pensado para 1366 x 768, que ocupara el 100% de ancho, en una pantalla de 1920 se haría interminable. Y en una de 320 x 480 sería imposible encontrar todos los elementos del menú. En cambio, con el diseño web responsive, tal menú se reestructuraría según el tipo de pantalla. En la pantalla del móvil, podría convertirse por ejemplo en un menú vertical en vez de horizontal”

Por tanto, es mejor que nuestra web se pueda visualizar bien en esos tipos de pantalla, ya que la gente cada vez utiliza más este tipo de dispositivos pequeños. Tener una web que se pueda visualizar bien en móviles y tablets es más cómodo para el usuario y le invitan a volver desde el medio con el que suele conectarse a Internet.

Por qué es mejor tener un diseño responsive

Los diseños responsive están llenos de ventajas para un proyecto web:

  • Te permite ser visualizado correctamente a través de otros dispositivos. Viene muy bien si vas a poner un slider grande en tu web.
  • Mejora el “SEO móvil”, para que tu web o blog esté bien optimizado para los que buscan a través de su móvil o tablet.
  • Los diseños responsive suelen ser más ligeros y menos recargados. Además tienen un aspecto más moderno.
  • Este tipo de diseños evitan “las barras espaciadoras” en los portátiles para la gente que tiene una pantalla más pequeña, lo que acaba haciendo la experiencia de navegación mucho más incómoda.

Para poder hacer un diseño responsive, hace falta tener algunos conocimientos avanzados en CSS y HTML, pero la manera más fácil de conseguirlo es escogiendo un theme de WordPress responsive, ya sea gratuito o premium.

Cómo escoger un tema Responsive para WordPress

Si estás buscando una plantilla de WordPress responsive para tu blog o página web, entra en WordPress.org y escribe la palabra “responsive” en el buscador. Te sacará todos los diseños de plantillas responsive que hay para WordPress en esa página. Verás que el tema clásico “Responsive” es el que más descargas tiene de todos.

Procura buscar un diseño WordPress que sea original y apropiado para tu web o blog, no sólo que sea responsive. Cuando lo hayas instalado en tu panel de control, comprueba cómo se ve tu sitio web en diferentes tipos de pantallas: móvil, tablet, portátil, pantalla LCD, etc. De esta forma tendrás un diseño moderno y óptimo para los distintos tipos de dispositivos.

¿Utilizas un diseño responsive para tu página web o blog? ¿Has comprobado cómo se ve en otras resoluciones?

¡No Te lo Pierdas!