.

Querido amigo:

en el último mensaje hablamos sobre lo importante que es utilizar los conocimientos a nuestros favor y cómo ahorrar tiempo a la hora de aprender para que no tengamos que pasarnos décadas y décadas esperando a que nuestros sueños se cumplan. Con el conocimiento y la formación aprendemos a dar los pasos correctos, allanar el camino y hacer posible que determinados objetivos se hagan realidad en un plazo razonable.

Ahora bien, hoy quiero hablarte de otra fuerza motriz distinta a la razón. Me refiero a LA IMAGINACIÓN, es decir, a la capacidad que tenemos todos de crear, construir e idear cosas originales que todavía no existen, incluso que puede que todavía no se hallan inventado.

imaginacion

¿Cuándo necesitamos echar mano de la imaginación?

A veces en la vida necesitamos recurrir a nuestra imaginación para poder inventar nuevos caminos. Pasa por ejemplo cuando te has quedado en paro y te urge la necesidad de construir tu propio negocio. Es en esos momentos de turbación cuando muchas veces las personas desarrollan lo mejor de sí mismos, ya que ponen a trabajar la máquina de su imaginación.

Entonces empiezan a poner en marcha ideas ingeniosas que siempre habían tenido ahí para ganar dinero, pero que hasta ahora no habían necesito. Incluso, de la ociosidad y las muchas horas en casa pueden salir grandes proyectos que luego se acaban convirtiendo no sólo en un negocio, sino también una forma de vida.

Esta capacidad que tenemos de construir e idear cosas nuevas es uno de los mejores alicientes para la vida. Pero lo más llamativo es que sale a relucir justo en el momento en el que los consejos de los demás pierden valor y nos hemos aburrido de hacer lo que hace todo el mundo sin éxito.

Ejemplo. Has oído cosa de 500.000 veces consejos sobre cómo se hace bien un currículo, cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo, qué tipo de estudios son necesarios para encontrar empleo. Y aún así, el trabajo no llega.

Lo primero que te viene a la mente es que muchos expertos en recursos humanos te están engañando. O bien que lo que dicen puede que funcione para determinadas personas, pero la realidad de sus consejos se choca con la verdad irrefutable de la estadística. A veces las diferencias son mínimas y que la balanza se incline de un lado o de otro depende del puro azar o de otras razones que desconocemos.

usar la imaginacion

Es en estas circunstancias donde es necesario echar mano de la imaginación.

Algunas personas tienen su imaginación como dormida. Llevan mucho tiempo repitiendo una rutina, o siguiendo los consejos de otros para salir adelante. Pero no buscan la inspiración, ni ver cómo funcionan las cosas por sus propios ojos.

Sin embargo, es absolutamente necesaria si quieres llegar a tener el control de tu vida y dirigir tus pasos hacia tu destino. Sólo cuando te planteas de verdad la pregunta: “¿Qué haría yo si tuviera 4 horas libres al día?”, o, “¿qué haría yo si ganara 500 € más al mes?”, es cuando empiezas a trabajar para cumplir ese objetivo. El impulso de una voluntad férrea y decidida te inducirá a producir acciones que conduzcan a ese fin.

¿Cómo se ejercita la imaginación?

Si quieres desarrollar tu imaginación para abrir un camino en medio del bosque, hemos de recurrir al poeta Antonio Machado. “Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar”. Es decir, aunque es imprescindible que aprendas y adquieras conocimientos para manejar tus habilidades de manera adecuada, y aunque es muy importante que aproveches la energía y los conocimientos que los demás han estudiado, o saben hacer, para crecer y progresar, hay cosas que sólo las vas a lograr con tu imaginación, con la improvisación.

Ideando cosas que a otras personas no se les han ocurrido, o que no se han llevado a la práctica. Ahí es donde entran en juego los grandes negocios, que son los más difíciles de hacer. Los nichos de mercado donde hay una gran demanda, pero todavía está oculta y por eso apenas hay competencia. No se han escrito todavía manuales en 10 puntos de cómo conseguir eso porque no hay mucha gente que lo haya pensado.

caja de la imaginacion

Muchas veces, alcanzar el éxito en estos campos será cuestión de minutos o de un golpe de suerte. Sin embargo, una actitud decidida e ingeniosa para percibir y encontrar las grandes ideas y los proyectos más originales te permitirán en algún momento dar en el clavo. Deberás trabajar mucho estas áreas:

  • Pensar en ideas que tenías tú de niño y siempre hayas querido hacer. Cosas en las que nadie cree más que tú.
  • No sólo limitarse a pensar lo que quieres, sino pasar a la acción. Muchas personas se pasan toda la vida soñando, pero nunca se lanzan a hacer cosas concretas para ver qué pasa. A veces hay que explorar la realidad con acciones para ver qué resultados nos proporciona.
  • Olvidarte por una vez de los inconvenientes. Haz como si no existieran. No pienses en tu situación actual, sino en cómo sería tu situación si ya hubieras conseguido tu objetivo.

Descubrirás una cosa; no sólo importan las palabras y los planes bien hechos. Las emociones y la pasión con la que te entregas a hacer tu sueño realidad juegan un gran papel. Deseando algo profundamente que has imaginado y es una gran idea, puedes convertirte en una apisonadora que va destruyendo todos los obstáculos hasta que lo logra.

Recuerda que a muchos grandes hombres les han llamado locos porque no les comprendían o querían hacer cosas demasiado complicadas, hasta que luego descubrieron que en realidad eran grandes genios y hoy la Historia los ha reconocido como tales.

¿Qué podemos decir para resumir este mensaje? Usa la imaginación en tu favor, aunque pueda resultar absurdo. Esto te dará ánimos y te permitirá obtener resultados inmediatos gracias a tu impulsividad. Cuando hayas dado tu primera zancada, entonces estaremos listos para trazar un plan y poner nuestros esfuerzos en el orden adecuado. De esto pienso hablarte en el próximo artículo.

Hasta entonces.

¡No Te lo Pierdas!