.

Uno de los aspectos importantes en el diseño de una página web es el logotipo o la cabecera. Hemos de tener en cuenta muchos factores a la hora de realizarlo, tanto si lo hacemos nosotros mismos, usamos alguna aplicación o si lo encargamos a un diseñador. El logotipo revelará la esencia del proyecto en el que nos encontramos, ya sea un blog, un web sencilla, una tienda online o cualquier tipo de página.

la importancia del logotipo

Para hacer un buen logotipo, es necesario que sea atractivo, elegante, sugerente, bonito, inspirador, pero sobre todo, que distinga con precisión nuestro proyecto de los demás. Los que estéis creando un negocio online en sectores en los que haya mucha competencia debéis tener esto muy en cuenta:

“Hay numerosas páginas web de tu sector y muchas ofrecen contenidos buenos. Si quieres que se acuerden de ti, no hagas lo mismo que los demás. Empieza por crear un logotipo poderoso que haga que la gente se acuerde de ti”

En este artículo queremos hablarte de la importancia del logotipo de una página web o blog. Es verdad que no hay una fórmula mágica que sirva para todo tipo de webs, pero viendo algunas páginas, sí que me viene a la cabeza determinadas ideas que no son nada recomendables. Empecemos explicando cómo NO debería ser un logotipo de una web.

Tipos de logotipos que NO quedan bien en diseño web

  • Logos con letras poco originales. Muchos blogs se limitan a poner el nombre de su blog sobre el fondo de la cabecera. Utilizan un tipo de letra muy convencional, como Arial o Times New Roman. Realmente, esto vale para dar los primeros pasos del blog, porque todavía casi no habrá lectores, pero a la larga, los logotipos de pura letra están muy vistos, son poco originales y no llaman la atención. Si va a ser sólo letra, al menos que sean unas letras especiales.
  • Logotipos demasiado pequeños. Aunque sé que a veces se hace, no es lo que más me gusta. Se trata de logotipos enormemente pequeños y casi no se ven bien. Normalmente, este tipo de logotipos se pone porque la cabecera en sí es pequeña y no deja poner logos más grandes.
  • Logotipos que ocupan toda la cabecera. También los hay, pero no es lo más idóneo. La cabecera de un blog o una web es un lugar ideal para colocar también otro tipo de cosas: botones de redes sociales, una descripción, o incluso una foto tuya recortada con Photoshop. No desaproveches la cabecera poniendo un logotipo gigante.
  • Logotipos que no se ven bien. Normalmente a causa de los colores. ¿Logotipo gris sobre fondo gris? El lector tendrá que forzar la vista para ver cómo se llama la página web. Este tipo de cosas acaba afectando al tráfico web, ya que causa una mala impresión.

Veamos ahora algunos puntos que debes tener en cuenta en cuanto a diseño gráfico para hacer un logotipo original para tu blog o sitio web.

La importancia del logotipo: cómo se debe hacer un logo

 Hay diversas aplicaciones para hacer logotipos online, como por ejemplo Logotipos gratis o Free Logo Services, que si no tienes ganas de pensar mucho, pueden serte útiles hasta que hagas algo más original. Sin embargo, si quieres diseñar tú tu propio logo para tu blog o página web con Photoshop o cualquier otro programa de diseño gráfico, te recomiendo seguir estos consejos. 

  • Escoge unos colores corporativos. Esto es lo que hacen los negocios online que entienden. Yo quiero que mi color de empresa sea el naranja y el morado. O el verde claro y el negro. O el azul y el gris. Por tanto, el logotipo deberá incluir esos colores corporativos de mi negocio y podré jugar con ellos en el diseño del resto del blog o web. Cuando alguien vea esos colores, aunque no salga el mismo logotipo, sabrá que soy yo porque siempre uso los mismos. 
  • Recuerda que los colores tienen significados. El verde es el color de la esperanza, pero también de la naturaleza. Es ideal para proyectos que tengan que ver con lo natural. ¿El naranja? El inconfundible color del marketing. Por su parte, el negro puede revelar elegancia y seriedad; y el rojo, pasión, lujo y calidad. Todo esto es algo subjetivo, pero no conviene olvidarlo. 
  • Haz letras de diseño. Hay varias formas de escribir el nombre de tu blog o web. Entrando en el Photoshop, abrir un documento con las medidas adecuadas y escribir simplemente el nombre de tu marca, o bien diseñar un nombre de forma original. Puedes escribir el nombre, y luego hacer algún dibujo original encima, variar el tamaño de las letras, variar el espacio entre letras. Personifica las letras para que no sean solo texto. 
  • Incluye un eslogan en tu logo. Lo más recomendable es que un logo, para que no quede muy pobre, es que incluya el nombre de la marca y debajo un pequeño eslogan de tres o cuatro palabras que defina a qué te dedicas. ¿Por qué digo esto? Porque el nombre de la marca no siempre es 100% descriptivo y viene muy bien aclararlo en el subtítulo. 
  • Prueba a integrar una imagen. Las letras personalizadas de formas ingeniosas pueden considerarse una imagen. Pero a veces se puede integrar un clipart que quede original. Por ejemplo, si haces un blog sobre pesca, ¿por qué no incluir un pescado en el logo? Si tu proyecto es una radio online, ¿por qué no un micrófono? 
  • No sobrecargues el logo. El logotipo debe entenderse al primer golpe de vista. Si resulta que tiene tres líneas y es un poco disperso, puede que no se comprenda bien. No digo que no haya diseños muy buenos en los que se ha jugado a recargar el logo; pero generalmente, cuanto más sencillo y práctico, más fácil resulta de recordar y menos estresante.

Resumen

Lo más recomendable es que el logotipo no ocupe más del 50% de la cabecera para que al lado se pueda poner un banner, botones de redes sociales o cualquier otra cosa. Hay quien pone una foto suya, o una imagen de su libro. Lo importante es que se vea que haya variedad y armonía en la cabecera.

Ten en cuenta también que el logotipo puedes luego llevarlo a tus páginas en redes sociales, la firma de tu e-mail, tus tarjetas de visita y todos los lugares donde quieras promocionar tu negocio. Es muy recomendable que no tengas 1 solo logotipo, sino varios, de distintos tamaños (pequeño, grande, mediano) y, quizás, con alguna variación que te permita adaptarlo al lugar donde se vaya a colocar.

¿Cómo es el logotipo de tu proyecto online? ¿Crees que cumple las condiciones que hemos puesto más arriba? Cuéntame, según tu opinión, cómo debería ser un logotipo. Y si conoces a alguien al que le pudiera venir bien escuchar estos consejos, comparte con él artículo a través de Facebook o Twitter mencionando su nombre.